miércoles, 31 de julio de 2013

I'll never wear your Broken Crown




Como todo lo último que he escrito ha sido sobre películas y tiene toda la pinta que todo lo próximo que escribiré también será de películas y, con suerte, un par de libros que estoy terminando o que ya he terminado, he decidido que mejor variar ahora incluyendo una canción. Más que nada porque una canción es fácil de escoger y merece mucho más la pena que alguno de mis dibujos sin terminar (aunque me está gustando bastante el resultado del último) o cualquier cosa que haya escrito últimamente y que no creo que merezca la pena que nadie lo vea (sinónimo de que es un desastre).

Vamos, que lo que dibujo que merece la pena no puede ser publicado por aquí porque me tocaría poner la advertencia de blog adulto, que tumblr me ha abierto las puertas al mundo de los NSFW; o lo que escribo son alguna que otra cosa que sueño y que al despertar recuerdo lo suficiente como para que merezcan ser escritos como curiosidad, aunque la de hoy ha sido una pesadilla particularmente elaborada.

La canción de hoy no ha sido difícil de escoger, porque es una de las que más escucho últimamente. Se trata de Broken Crown del grupo británico Mumford & Sons. La verdad es que el grupo se aleja bastante de lo que suelo escuchar, pero dicen que en la variedad está el gusto y prefiero tener de dónde escoger que limitarme a un único género musical. Sin más dejo la canción, a ver si anima a alguien a animarse a escuchar un poco más sobre el grupo, que para mí fue todo un descubrimiento.



I can take the road and I can fuck it all away

But in this twilight, our choices seal our fate






Y cómo no, también un vídeo de mis superhéroes (o en este caso villano). Que no pensaba incluirlo, pero es que en los comentario hablaban específicamente de lo mucho que le pegaba la canción y estoy de acuerdo.



lunes, 22 de julio de 2013

Resacón en las Vegas




Voy a seguir con las películas que he visto en este último mes no porque yo sea de ver muchas pelis, sino porque es casi lo único que he podido hacer el mes pasado y tengo unas cuantas acumuladas que no quería que se me olvidasen. Que en época de exámenes es más rápido ver alguna película suelta de vez en cuando que engancharme un libro con el que suelo necesitar mucho más tiempo. Una de estas películas que vi para despejar un poco la cabeza fue la de Resacón en las Vegas (The Hangover), que es de la que quería hablar hoy, y que ya llevaba bastante tiempo en el cajón de pendientes porque había escuchado alguna que otra buena crítica y por su buena taquilla que le ha llevado a tener ya varias secuelas.

Como siempre empecemos por el argumento y el trailer:


Historia de una desmadrada despedida de soltero en la que el novio y tres amigos se montan una gran juerga en Las Vegas. Como era de esperar, a la mañana siguiente tienen una resaca tan monumental que no pueden recordar nada de lo ocurrido la noche anterior. Lo más extraordinario es que el novio ha desaparecido y en la suite del hotel se encuentran un tigre y un bebé. (FILMAFFINITY)




Como se puede imaginar por el trailer y por el argumento que nadie se espere una película de una profunda carga intelectual, ni emotiva. Es una peli gamberra, que en más de una ocasión se ampara en el chiste fácil y que explota al máximo eso de 'arrasar' una noche y despertar al día siguiente sin saber ni qué has hecho ni cómo has llegado a tu casa. Aunque los extremos a los que les lleva su noche de cogorza son, por suerte, difícilmente alcanzables por el público medio.

Es el tipo de pelis que alguien puede querer ver en una tarde de risas con amigos, cervezas y palomitas, anticipando una noche de salir de fiesta. Para mí, que vi la película sola en casa mientras comía, me pareció que no era la situación más apropiada para verla. Este es el tipo de peli que gana si la ves con más gente.

Ahora pasemos de lleno al argumento: tenemos a unos personajes muy bien definidos. Por un lado tenemos al novio, que debería ser el más importante de la película porque celebran una despedida de soltero, pero que en lugar de ser un personaje central da lugar a la trama central de la película al desaparecer misteriosamente antes de la boda. Y está claro que una boda sin novio no es una boda, así que el resto tendrán que embancarse en la aventura de encontrar al desaparecido y descubrir qué locuras hicieron el día anterior. ¿Y quiénes son el resto de personajes? Tenemos al calzonazos, que ha mentido a su novia controladora para poder ir a la despedida; al que está deseando dejar a su familia para tener una noche con una carta blanca de juerga y, por último, al que ya viene 'colgao' de fábrica.

Está claro que uno no llega al nivel de despertarse con un bebé, un tigre y un diente de menos en la habitación del hotel y sin recordar nada bebiendo sólo alcohol, así que no creo que sea un spoiler decir que necesitaron cierta ayuda. Tampoco puedo centrarme demasiado en el argumento porque es una película de descubrimiento  ¿qué hicimos anoche? ¡¿que hice qué?! ¿dónde está el novio? y que cada nuevo descubrimiento les lleve a recordar una nueva 'hazaña' de la locura que fue su noche de despedida de soltero. Y los descubrimientos, en general, no defraudan al espectador.

Tenemos que tener presente que es una comedia, y que en este aspecto cumple lo prometido: consigue que te rías con ellos y de ellos, pero no busques nada más en la película, porque tampoco hay un mensaje claro. Al no ser que el mensaje sea que tengas cuidado con lo que bebes si no quieres despertarte con un desaparecido, un tigre y un bebé. Por cierto, el bebé es una ricura.

En la parte positiva diré que es una película divertida y que te deja con ganas de descubrir qué demonios pasó realmente, además de descubrir el paradero del novio desaparecido y que está a punto de no llegar a tiempo a su propia boda. Los personajes están bien delimitados y cada uno cumple su función, aunque sea la de hacer reír con sus tonterías y sus quebraderos de cabeza, así como cierto grado de evolución en los personajes al final.

En la parte negativa diré que algunas de las situaciones no son novedad, que un resacón en las vegas ya pasó antes en los simpson. No es muy diferente de otras películas dirigidas a un público adolescente sobre jóvenes que se emborrachan y se meten en todos los líos posibles. La diferencia, esta vez sí, es que en esto caso no se trata de adolescentes, sino de gente adulta a la que se le presupone cierto grado de madurez, recordándonos que las locuras pueden ocurrir a cualquier edad. Por otra parte muchas de las situaciones en las que se ven envueltos pecan de irreales, por no decir estúpidas e inverosímiles. Aunque es algo habitual en casi todas las películas de comedia de este tipo y tampoco voy a criticarlo demasiado, ya que consiguen cerrar todas las tramas y explicar cada una de las lagunas con las que se despiertan con bastante acierto y dignidad.

Las buenas críticas y recepción de la película han dado lugar a otras dos secuelas, lo que da a entender que, quitando lo buena o mala que haya sido la película, al público le ha gustado. Tal vez no sea mi primera opción si alguien me pide que le recomiende una película, pero creo que sí que la tendría en cuenta en una situación para verla con más amigos y ganas de reírse, como precuela de una noche de fiesta, porque para verla uno solo se puede perder el espíritu de la película.
De puntuación le doy un 3.5 sobre 5


miércoles, 17 de julio de 2013

The first time





Antes de que nadie pueda pensarlo, aclararé que no voy a hablar de mi primera vez, sino de la película estadounidense The First Time. Y esta sí que habla del primer contacto con el sexo de una pareja de estudiantes de instituto.
No suelo ver películas románticas, pero todo se reduce al actor protagonista de esta película, Dylan O'Brien, y que se trata del mismo que interpreta al personaje de Stiles en Teen Wolf. Hacía tiempo que tenía ganas de ver en dicha serie una escena algo más íntima por parte de Stiles, algo que al pobrecillo no le termina de ocurrir, así que la película era un sustituto perfecto.
Tengo que avisar, eso sí, que la película no está doblada al castellano, pero es fácil encontrar versiones con subtítulos si tienes ganas de verla y no te animas directamente con el inglés.

Primer el argumento de la película, aunque con el título lo dice casi todo, además del trailer. Una pequeña e improvisada traducción de lo que podemos encontrar aquí:


Comedia romántica entre dos estudiantes de instituto: Dave, que hasta ahora ha suspirado por una chica que no puede tener, y Aubrey, una chica creativa que está saliendo con un tipo que no termina de entenderla. 



Como ya he dicho el único motivo por el que la película me llamó la atención fue el actor principal, así que si me dicen que no hay argumento y que sólo va a haber una escena medio subidita en la que aparece el protagonista también me habría valido.

La película sigue la misma pauta que mucha de las películas románticas que hayamos podido ver: chico conoce a chica casi de casualidad, tienen química entre ellos, y después de algún que otro malentendido deciden darse una oportunidad. Es aquí cuando llegamos a la pregunta central de la película ¿y el sexo? tenemos a dos adolescentes vírgenes y que quieren dejar de serlo. Nada que no hayamos visto ya en otras películas, pero en la primera vez siempre están todas esas preguntas de ¿estoy ya preparado? ¿la otra persona estará preparada o me estoy precipitando? ¿lo haré bien? ¿dolerá? ¿es la persona adecuada? ¡¿qué hago!? Y esa es la diferencia principal de esta película con el resto de películas románticas.
En lugar de centrarse en el sexo se enfoca más desde una perspectiva de las inseguridades y los miedos asociados a él. Tras las dudas de si es el momento o no por fin llega el día, y es entonces cuando descubres el gran secreto de la película que la hace más real que cualquier otra: la primera vez entre dos personas vírgenes y sin ningún tipo de experiencia suele ser un desastre, o por lo menos quedar muy alejado de todas las maravillas que nos cuentan en otras películas. Ese detalle ha sido lo que más me ha gustado de la película.

Por lo demás, y ahora centrándome más en la propia película que en el aspecto emocional con respecto al sexo tengo que insistir en que no hay nada fuera de lo común. Dave siempre ha estado coladito por una chica que lo usa como paño de lágrimas al escoger siempre a los chicos malos, hasta que conoce a Aubrey, que es rara como ella sola, y aun está intentando descubrir quién es realmente y lo que busca en su futuro, y que está saliendo con un idiota mayor que ella.

No hay mucho más que decir. La película se deja ver, especialmente si te gustan las películas románticas, y seguramente también pueda ser interesante para un público joven o adolescente que está pensando en iniciar una vida sexual activa. Pero para otro tipo de público es posible que la película se quede un poco simplona.

De puntuación le doy un tres sobre cinco.





domingo, 7 de julio de 2013

The IT Crowd, Temporada 1



Tenía pensado haber escrito esta entrada sobre la serie antes de empezar los exámenes, pero como al final se me echó el tiempo encima, ya se sabe, por eso de no perder las buenas costumbres, al final ha tenido que retrasarse un montón. Aunque ahora que ya no estoy de exámenes y que he tenido una semana de relajación poco relajada -que no he parado- con fiesta sorpresa incluida ya no tengo más excusas.

La serie en cuestión es The IT Crowd, una serie británica que empezó a emitirse en 2006 y que cuenta con cuatro temporadas y se habla de un futuro capítulo final que sería el broche final, aunque creo que todavía no se ha emitido. En concreto voy a centrarme en la primera temporada, que he terminado de ver hace unas semanas, aunque ya había visto la serie entera hace unos años. Espero tener tiempo pronto para ponerme con la segunda temporada. 

Antes de entrar de lleno en la primera temporada creo que será conveniente hacer un pequeño resumen del argumento. La serie se centra en los tres miembros del departamento de informática de una gran compañía, Industrias Reynholm, y de los líos en que no paran de meterse a pesar de ser los abandonados de la empresa y estar relegados al sótano. 

Por un lado tenemos a Roy y Moss, que son los dos informáticos y unos inadaptados sociales dentro de la compañía. Suelen despreciar a sus compañeros por sus nulos conocimientos en informática. 
En particular, para Roy, la mayoría de los problemas pueden solucionarse con dos simples frases: '¿Ha probado a reiniciar?' y '¿Está seguro de que está enchufado?' Defraudado por su trabajo ha adoptado una actitud de vagancia extrema, por lo que suele escaquearse siempre que puede, incluso para las tareas más simples. Aunque pone todo su empeño por relacionarse con las mujeres no tiene suerte; y cuando lo consigue suele meter la pata. 
Por su parte Moss muestra avanzados conocimientos sobre la informática, pero es incapaz de enfrentarse a cualquier situación cotidiana, lo que da lugar a numerosos problemas que afectan a todo el equipo. Al igual que a Roy también le gustaría mejorar su relación con el género opuesto, pero su tendencia a no saber cuándo callar hará que cualquier esfuerzo suela terminar de forma embarazosa y desternillante. 
Su contacto con la vida social de le empresa viene por parte de la tercera protagonista, Jen, que es la 'jefa' del grupo. Su particularidad viene de que, a pesar de ser la responsable del departamento de informática, no tiene ni idea de informática. Suele decir muchas mentiras y ese es el motivo de que termine en ese trabajo, tras asegurar en su curriculum que tiene una amplia experiencia en ese campo. Por suerte para ella la falta de conocimientos informáticos del jefe de la compañía y el resto de trabajadores hace que nadie, salvo sus compañeros informáticos, se den cuenta de que en realidad no tiene ni idea. Para ella su misión es mejorar las relaciones sociales del departamento de informática con el resto de la empresa, aunque Roy y Moss no se lo ponen fácil. Y tampoco ayuda que el jefe y el resto de trabajadores parezcan sacados de una jaula de grillos.


Aquí tenemos a Moss, Jen y Roy


La primera temporada cuenta con tan solo 6 capítulos de unos 20 minutos, así que se puede completa en un par de tardes libres en las que te aburras.
Primero voy a hacer una pequeña lista con los que, para mí, han sido los aspectos más positivos y lo que menos me ha gustado de la serie.


  • Lo mejor: Es una serie original y muy divertida, con un argumento y personajes diferentes a los que se suelen ver (por aquel entonces todavía no había ni empezado a emitirse The Big Bang Theory). Todos  los personajes tienen sus puntos fuertes, locuras y rarezas que harán que te rías con ellos y de ellos. Además, me encanta Jen y lo expresivo que es su personaje, tanto en gestos como a la hora de hablar. También, y esto para  los más geeks, hacen muchos guiños a la informática y el mundo de internet en todos los póster y juguetitos repartidos por el sótano.
  • Lo peor: Odio las risas enlatadas que se empeñan en usar en todo programa de humor. Sé cuándo reírme, no necesito ayuda para eso, gracias. Tampoco me gusta que, a pesar de que es lo que se espera en la serie, algunas escenas son demasiado irreales y ensombrecen el resto del capítulo. 

Ahora voy a centrarme en cada capítulo por separado, sin alargarme demasiado. Procuraré no decir demasiado del argumento, pero si eres muy enemigo de los spoilers será mejor que des la entrada por finalizada porque seguramente habrá más de una cosa que no querrás leer. Y lo mismo si no te gusta que te destripen nada de una serie. En ese caso aconsejaría ver primero la serie y después terminar de leer la entrada, a ver si coincidimos en opiniones o todo lo contrario.

S01E01. Yesterday's Jam.

En este primer capítulo tomamos contacto con los personajes principales... y conocemos de primera mano todos sus defectos. Jen, que es la primera que conocemos, es una mentirosa compulsiva que consigue su trabajo tras superar una entrevista con el jefe más 'indescriptible' que haya dado una serie de televisión. Ella se siente en la cima del mundo, hasta que descubre que su nuevo lugar es justo el sótano. Cuando Moss y Roy conocen a su nueva jefa intentan impresionarla, y todo va bien -dentro de lo que puede ser bien con esos dos- hasta que descubren que es una figura de autoridad que ni quieren ni están dispuestos a aceptar, y van a hacer todo lo posible para librarse de ella... hasta que poco a poco se dan cuenta de que se necesitan mutuamente.
Este es uno de los capítulos que más me ha gustado. Es imposible no reírte cada vez que sale el jefe, con Jen intentando aparentar que controla la informática, la especial dedicación de Roy al trabajo o de Moss y su capacidad para hablar de más. La escena de la entrevista de trabajo es de lo mejorcito, y la fiesta final te deja sin palabras.

S01E02-Calamity Jen

Este capítulo se resume en una palabra: zapatos. Todo gira en los nuevos zapatos por los que Jen ha tenido un flechazo a primera vista nada más verlos en la tienda, aunque le quedan pequeños, como bien puede comprobar. Por otro lado tenemos al jefe, que ha declarado la guerra al estrés de una forma que cualquiera podría considerar como poco relajada. La escena en que Roy y Moss tienen que hacerse hueco para llegar a los asientos libres de su reunión contra el estrés hace que no pare de reírme, al igual que con Jen y su amor verdadero por esos zapatos rojos de putilla (que, como cualquier amor que se precie, acaba doliendo). Por el contrario, la parte del nuevo número de emergencias y Moss y el incendio me han resultado más aburridas y por debajo del nivel general del capítulo, que es bastante bueno.

S01E03-Fifty-Fifty

Descubrimos las asombrosas capacidades de Roy y de Jen para lidiar con el género opuesto, y la mala
suerte que tienen para ese tema. Jen aprende que ser una mentirosa compulsiva puede dar lugar a problemas, y Roy que eso de contentar a las mujeres, incluso cuando has creado un personaje a medida para ello, es mucho más complicado de lo que pueda parecer. Moss, como de costumbre, se erige salvador de cualquier situación... enredándolo todavía más.
Este capítulo me ha gustado bastante. No tiene grandes puntazos, pero mantiene un nivel relativamente alto sin que haya nada que me haya resultado más aburrido que el resto. Destaco las escenas de Roy siendo un duro solitario por la vida.

S01E04-The Red door

¿Qué se oculta tras la misteriosa puerta roja del sótano? Roy y Moss no quieren que Jen lo averigüe, pero
pronto descubrimos la respuesta: se trata de Richmond, un antiguo alto ejecutivo de la compañía que se volvió gótico por escuchar la música de 'Cradle of Filth'. También descubrimos que Richmond tiene la cualidad de trasladar su visión tétrica de la vida y deprimir a todo el mundo.
Tengo que confesar que este es uno de los capítulos que menos me gusta. No es que me caiga mal Richmond, que también tiene sus puntos divertidos, pero se aleja bastante de la temática de la serie. Y aunque es una serie de humor y surrealista, para mí Richmond y su gótica vida están demasiado estereotipados. Destaco, eso sí, los particulares flashback en los que Richmond nos cuenta cómo la música le abrió paso a su nuevo oscuro mundo que lo llevó a su castigo en el sótano; y a Moss y su taza nueva.

S01E05-The Haunting of Bill Crouse

Para escapar de Bill, una mala cita organizada por las compañeras de trabajo de Jen, ésta le pide a Moss que se invente cualquier excusa para que Bill no vaya a verla a su despacho. El problema es que Moss se lía y acaba contando a Bill una historia poco convencional, 'Jen ha muerto'. Una noticia que corre como la pólvora por todo el edificio, al igual del rumor que Bill ha empezado a propagar de que él fue la última persona que se acostó con Jen.
Así tenemos una extasiada Jen que acude a su propio funeral mientras piensa que todos sus compañeros de trabajo la aprecian tanto que le han hecho un homenaje, y a Moss, que sabe que ha metido la pata hasta el fondo, aunque ni por esas aprende. También tenemos a Bill, que se verá acosado por una 'fantasmal' Jen que exige que deje de mentir con lo de que se acostaron juntos y a Roy, que conoce a Judy, una mujer 'con pelos hasta en los ojos' (siempre me río con la escena del ordenador roto de estos dos).
Sin duda es mi capítulo favorito de la temporada.

S01E06-Aunt Irma Visits

Un broche final muy digno como final de temporada. En este capítulo tenemos una hormonada Jen, que está 'en esos días del mes', y con un humor propio de un ogro (aunque confunden un poco la menstruación con el síndrome premenstrual, que como la palabra indica, ocurre los días antes de la menstruación y es la que trae las exageradas molestias de la serie), y a Roy y Moss, que sienten que no reciben el reconocimiento que merecen por su trabajo. Pronto descubrimos eso de que las mujeres que pasan mucho tiempo juntas coordinan sus ciclos, pero ¿quién ha dicho que sea obligatorio ser una mujer para tener síndrome premenstrual? , así que Ross y Moy pronto entran en sus particulares días del mes y acaban por convertirse en una broma masiva en internet. Como punto final tenemos una fiesta apoteósica, de esas con resaca monumental incluida y sorpresa al despertar.