lunes, 30 de diciembre de 2013

Wind of Change




Quería terminar el año con alguna reseña literaria, o tal vez de alguna de las últimas películas que he visto. Pero he pensado que no me apetecía escribirla, y que si había algo que tenía que escribir era una despedida al 2013
¿Qué puedo decir del 2013? Tal vez el problema es que no puedo decir mucho sobre él. No ha sido ni mi peor ni mi mejor año, sólo ha sido, sin más. Un año de transición hacia no sé muy bien dónde. Solitario a su modo, pero de gran liberación personal y de aceptación. Supongo que también se le puede incluir lo de conseguir, en parte, uno de esos objetivos siempre a cumplir que es madurar, aunque nunca conseguiré aprender a cerrar la boca en esos momentos en los que piensas sin pensar. O más bien, en esos momentos en los que habla -llora o chilla- la emoción y no la razón

Con luces y sombras, aciertos y fracasos. Tal vez más sonrisas que lágrimas, porque he descubierto que hasta llorar puede ser un objetivo difícil según qué ocasiones. Será siempre el año en que descubrí París por primera vez y que decidí que no sería esa la única vez que estuviese en esa ciudad. Y el año de los cómics de marvel, tumblr y mitología nórdica alocada. Un año más que pronto se convertirá en otro fantasma del pasado ¿cómo serán los del futuro?
Espero que esta vez los vientos del cambio nos sean más favorables a la hora de soplar





domingo, 24 de noviembre de 2013

Dr Horrible's Sing-Along Blog




Creo, y digo sólo que creo porque no la he leído, que mi última entrada aparte de ser de hace mucho está escrita en un tono muy dramático. Si bien es cierto que cuando la escribí estaba pasando por una semana espantosa con sucesión de malas noticias no debió de ser para tanto, porque todo se terminó antes o después con resultados más o menos satisfactorios. Aunque como los problemas tienden a seguir la misma ley que la entropía hay algunos problemas nuevos para sustituir a los antiguos y que la cosa no disminuya, pero ese es un cuento que dejaré para otro día.
No voy a entretenerme porque de lo que quiero hablar es del musical Dr. Horrible's sing-along blog, que técnicamente no es una película, sino una serie (en este caso la primera temporada); pero que como no dura más de 45 minutos en total y está dividido en tres actos voy a tratarlo como si fuese una película y punto.

Está escrito y producido por Joss Whedon, quien recuerdo para los despistados que es el guionista de Buffy o Los Vengadores, y que en este blog le solemos tener en un pedestal cuando se lo merece, que suele ser muchas veces pero no siempre.
En concreto esta mini serie se publicó directamente en internet, y según se comenta se habla de una segunda temporada en el futuro, aunque no hay fechas concretas todavía. Todo parece apuntar que no será antes del lanzamiento de Los Vengadores 2, que está previsto para el año que viene. Aunque nunca se sabe y puede que haya sorpresa antes.

Pasemos directamente a la sinopsis:

Dr Horrible es un aspirante a villano con un vídeo blog donde cuenta los avances de sus últimas fechorías, que suelen terminar en fracaso por culpa de su némesis, el ególatra Capitán Hammer. Está completamente enamorado de Penny, una chica optimista y defensora de los más desfavorecidos a la que ni siquiera se atreve a hablar y que ha conocido en la lavandería. Cuando reciba la invitación para demostrar que es digno candidato a un puesto en The Evil League of Evil y Penny comience una relación con el Capitán Hammer ¿será capaz de demostrar que es un buen villano, derrotar a su enemigo y quedarse con la chica?


No puedo entrar en mucho detalle sin destripar gran parte del argumento y del final, especialmente si tenemos en cuenta lo cortita que es, así que me centraré en mi opinión personal respecto a la serie. Como es un musical lo justo es dar énfasis a las canciones y a las voces, y en eso puedo decir que he quedado gratamente sorprendida, aunque ya sabía que Neil Patrick Harris era buen cantante.
En cuanto a los personajes todos tienen su papel y es el que interpretan: Dr Horrible es el aspirante a villano, pero es fácil sentir empatía por él porque en el fondo se siente insatisfecho por el rumbo que lleva la sociedad actual. Penny es dulce, amable y cree en el lado bueno de las personas y de todas las situaciones, aunque peca de ser demasiado dependiente de los demás. Y por último el Capitán Hammer es odiable; a pesar de ser el héroe es egoísta, soberbio y se tiene en un pedestal desde donde ve al resto de los mortales que deben adorarle.
Como uno se puede esperar tiene muchos tintes cómicos, pero no te fíes porque el final puede sorprenderte. A mí en concreto me dejó  con mal cuerpo porque no me lo esperaba para nada.
Es una serie que recomiendo si te gustan los musicales y te quieres alejar de los géneros de héroes y villanos más clásicos. Porque si hay algo que hace es salirse de lo común. Si por el contrario no te gustan los musicales está claro que no te va a gustar y nadie debería torturarse con algo que le guste. Tampoco esperes un argumento trascendental porque no creo que sea lo que esta película pretenda. Está pensada para entretener y tal vez, si te pones filosófico, sacar el trasfondo de que no hay que esperar a la ocasión perfecta para abrirte al amor porque puede que cuando llegue sea tarde; y que nadie es un completo villano ni un perfecto héroe.
Me gustaría decir mucho más, pero insisto en que no quiero meterme demasiado en el argumento para no estropear la película -serie- a nadie.


De nota le doy un cuatro de cinco porque cumple lo que promete: entretener y ser diferente sin rayar en lo ridículo



Y como es un musical dejo también mi canción favorita:



domingo, 1 de septiembre de 2013

I'm running away




Llevo unos días un poco malos, y supongo que por el estrés y que va a seguir igual los próximos días hoy he terminado por derrumbarme. Supongo que por eso tengo pocas ganas de escribir, así que no me voy a entretener. Sólo quería dejar una canción que a día de hoy sigo sin saber si me ayuda a subir el ánimo o a cavar más hacia el fondo.


martes, 27 de agosto de 2013

Pesadilla




Ni una sola entrada en todo el mes de Agosto... teniendo en cuenta que no he hecho nada importante no sé en qué lugar me deja, pero seguro que no es en uno bueno. Como atenuante declaro que la semana pasada fue una semana horrorosa, que aunque tuvo sus cosas buenas, yo la completé con un humor muy sombrío, en la que no quiero hablar con nadie y, como diría mi compañera de piso: estás en esa semana en la que no hay quien te aguante (y si no dice eso es algo parecido, o al menos debe pensarlo).
Luego estuvo el accidente con la puerta, del que todavía no hay culpables claros a falta de testigos, y en el que yo vi las estrellas y recordé cada insulto de todos los idiomas que he aprendido a la largo de mi vida... resumiendo, que me di un golpe en el pie con la puerta y mi uña acabó de un color morado negruzco. Yo, que soy de naturaleza dramática y pesimista, anuncié a bombo y platillo la anticipada muerte de dicha uña. Pero como no hay mal que cien años dure parece que a mí ya se me ha pasado el mal humor, endulzado por un montón de chocolate que grita 'bomba calórica y cómeme' a partes iguales y porque el futuro de mi dedo parece más halagüeño ahora que está recuperando un color más humano.

Me enredo más de lo que pensaba. Como quería dejar al menos una entrada en agosto, y ni he terminado la de las películas que he visto, ni la de los libros que he leído, que no han sido muchos porque ya he dicho que soy muy vaga, he decidido optar por el argumento de una de mis últimas pesadillas. Principalmente porque es de los más largos y enrevesados que recuerdo haber soñado.

Insisto en lo de pesadilla. Y sí, yo también me pregunto qué demonios le pasa a mi subconsciente cuando me duermo.

31/07/2013
Hoy he tenido una pesadilla bastante gráfica y muy desagradable. Yo veía todo desde la perspectiva de una chica que a veces parecía que era yo y otras no. Es decir, que a veces veía todo desde fuera y otras veces sentía como si las cosas me estuviesen pasando a mí.
Todo comenzaba porque hacía fotografías para publicarlas en algún periódico local y en algunas de ellas salía yo directamente, y eso llamaba la atención de una especie de organización mafiosa. Secuestraban a la chica, la torturaban, violaban de forma muy violenta y experimentaban con ella. Cuando se cansaban la dejaron volver a casa con su familia. Como está muy traumatizada su familia deciden mudarse a otra ciudad para que pueda superar lo que ha ocurrido. Curiosamente lo de mudarse consiste en mover todo el edificio donde solía vivir a otra ciudad (y en esta mudanza yo tengo que sufrir un horrible viaje en coche en el que me tocaba conducir a mí, y creo que esa era la única parte que 'vivía' en primera persona).
Pronto se descubre que el cambio de ciudad no sirve de mucho, porque la chica tiene la sensación de estar permanentemente observada. También conoce a un chico que parece un superhéroe (con traje y todo), que intenta ser agradable con ella y convertirse en una especie de amigo. Es él quien le dice que el secuestro le ha dejado 'secuelas' en forma de superpoderes por culpa de los experimentos que hicieron con ella y que no fue más que un conejillo de indias. También le dice que irán a por ella porque ha sido la única con quien ha funcionado los experimentos, pero que pueden adelantarse si atacan ellos primeros. Buscando vengarse los encuentra en una especie de hospital abandonado, y descubre que los miembros de la organización se habían inyectado algo porque pensaban que ya tenían todo el experimento perfeccionado. Sin embargo en lugar de darles superpoderes sufren una reacción que los convierte en unos seres grotescos, grandes y monstruosos que sólo quieren comer (y por comer entiéndase carne humana). Ahí descubría que los superpoderes de la chica eran una agilidad tremenda y una gran habilidad con el manejo de cuchillos (llegaba a cortar por la mitad a uno de los monstruos). Todo parecía que iba bien, y aunque costaba algún que otro golpe y mucho esfuerzo la chica finalmente consigue matar a todos los monstruos, incluido el que parece ser el jefe y que es el más fuerte de todos. Pensando que todo había acabado y que por fin se había vengado vuelve a su casa, que en ese momento está vacía. Al poco rato llega el amigo superhéroe, muy alterado y diciendo que tienen que huir muy lejos porque si no les van a matar. Ella exige saber qué está pasando y el superhéroe acaba confesando que él formaba parte de la organización antes de que la secuestraran, pero que todo se fue de las manos y se marchó; también que el jefe, uno de los monstruos que mató en el hospital, no estaba muerto y que el experimento sí que había funcionado con él y ahora era más fuerte que ellos dos, pero que le había provocado evidentes deformaciones físicas y por eso quería encontrarla, para poder experimentar con ella (que no había sufrido secuelas).
Ella se siente muy traicionada, pero no tiene mucho tiempo para enfadarse porque el 'jefe' les encuentra pronto y empieza a atacarlos. Resulta ser cierto que es mucho más fuerte que ellos dos, así que a duras penas tienen tiempo de huir, y saben que eso es lo único que van a poder hacer a partir de ahora. Antes de marcharse la chica suplica que primero tiene que saber si su familia está bien, que van a seguir así y que quiere despedirse de ellos. Cuando les llama por teléfono una voz que no es de nadie de su familia le contesta que llega tarde y que toda su familia ya está muerta.  

Ey! También es cierto que, por suerte, no todos mis sueños son así de desagradables. Hace poco he soñado que era un hada con alas de colores fluorescentes que podía volar muy rápido. Algún día tengo que buscar un sueño agradable que haya apuntado y escribirlo aquí también para compensar, y que no parezca que mis sueños son sacados del argumento de una peli de superhéroes.

miércoles, 31 de julio de 2013

I'll never wear your Broken Crown




Como todo lo último que he escrito ha sido sobre películas y tiene toda la pinta que todo lo próximo que escribiré también será de películas y, con suerte, un par de libros que estoy terminando o que ya he terminado, he decidido que mejor variar ahora incluyendo una canción. Más que nada porque una canción es fácil de escoger y merece mucho más la pena que alguno de mis dibujos sin terminar (aunque me está gustando bastante el resultado del último) o cualquier cosa que haya escrito últimamente y que no creo que merezca la pena que nadie lo vea (sinónimo de que es un desastre).

Vamos, que lo que dibujo que merece la pena no puede ser publicado por aquí porque me tocaría poner la advertencia de blog adulto, que tumblr me ha abierto las puertas al mundo de los NSFW; o lo que escribo son alguna que otra cosa que sueño y que al despertar recuerdo lo suficiente como para que merezcan ser escritos como curiosidad, aunque la de hoy ha sido una pesadilla particularmente elaborada.

La canción de hoy no ha sido difícil de escoger, porque es una de las que más escucho últimamente. Se trata de Broken Crown del grupo británico Mumford & Sons. La verdad es que el grupo se aleja bastante de lo que suelo escuchar, pero dicen que en la variedad está el gusto y prefiero tener de dónde escoger que limitarme a un único género musical. Sin más dejo la canción, a ver si anima a alguien a animarse a escuchar un poco más sobre el grupo, que para mí fue todo un descubrimiento.



I can take the road and I can fuck it all away

But in this twilight, our choices seal our fate






Y cómo no, también un vídeo de mis superhéroes (o en este caso villano). Que no pensaba incluirlo, pero es que en los comentario hablaban específicamente de lo mucho que le pegaba la canción y estoy de acuerdo.



lunes, 22 de julio de 2013

Resacón en las Vegas




Voy a seguir con las películas que he visto en este último mes no porque yo sea de ver muchas pelis, sino porque es casi lo único que he podido hacer el mes pasado y tengo unas cuantas acumuladas que no quería que se me olvidasen. Que en época de exámenes es más rápido ver alguna película suelta de vez en cuando que engancharme un libro con el que suelo necesitar mucho más tiempo. Una de estas películas que vi para despejar un poco la cabeza fue la de Resacón en las Vegas (The Hangover), que es de la que quería hablar hoy, y que ya llevaba bastante tiempo en el cajón de pendientes porque había escuchado alguna que otra buena crítica y por su buena taquilla que le ha llevado a tener ya varias secuelas.

Como siempre empecemos por el argumento y el trailer:


Historia de una desmadrada despedida de soltero en la que el novio y tres amigos se montan una gran juerga en Las Vegas. Como era de esperar, a la mañana siguiente tienen una resaca tan monumental que no pueden recordar nada de lo ocurrido la noche anterior. Lo más extraordinario es que el novio ha desaparecido y en la suite del hotel se encuentran un tigre y un bebé. (FILMAFFINITY)




Como se puede imaginar por el trailer y por el argumento que nadie se espere una película de una profunda carga intelectual, ni emotiva. Es una peli gamberra, que en más de una ocasión se ampara en el chiste fácil y que explota al máximo eso de 'arrasar' una noche y despertar al día siguiente sin saber ni qué has hecho ni cómo has llegado a tu casa. Aunque los extremos a los que les lleva su noche de cogorza son, por suerte, difícilmente alcanzables por el público medio.

Es el tipo de pelis que alguien puede querer ver en una tarde de risas con amigos, cervezas y palomitas, anticipando una noche de salir de fiesta. Para mí, que vi la película sola en casa mientras comía, me pareció que no era la situación más apropiada para verla. Este es el tipo de peli que gana si la ves con más gente.

Ahora pasemos de lleno al argumento: tenemos a unos personajes muy bien definidos. Por un lado tenemos al novio, que debería ser el más importante de la película porque celebran una despedida de soltero, pero que en lugar de ser un personaje central da lugar a la trama central de la película al desaparecer misteriosamente antes de la boda. Y está claro que una boda sin novio no es una boda, así que el resto tendrán que embancarse en la aventura de encontrar al desaparecido y descubrir qué locuras hicieron el día anterior. ¿Y quiénes son el resto de personajes? Tenemos al calzonazos, que ha mentido a su novia controladora para poder ir a la despedida; al que está deseando dejar a su familia para tener una noche con una carta blanca de juerga y, por último, al que ya viene 'colgao' de fábrica.

Está claro que uno no llega al nivel de despertarse con un bebé, un tigre y un diente de menos en la habitación del hotel y sin recordar nada bebiendo sólo alcohol, así que no creo que sea un spoiler decir que necesitaron cierta ayuda. Tampoco puedo centrarme demasiado en el argumento porque es una película de descubrimiento  ¿qué hicimos anoche? ¡¿que hice qué?! ¿dónde está el novio? y que cada nuevo descubrimiento les lleve a recordar una nueva 'hazaña' de la locura que fue su noche de despedida de soltero. Y los descubrimientos, en general, no defraudan al espectador.

Tenemos que tener presente que es una comedia, y que en este aspecto cumple lo prometido: consigue que te rías con ellos y de ellos, pero no busques nada más en la película, porque tampoco hay un mensaje claro. Al no ser que el mensaje sea que tengas cuidado con lo que bebes si no quieres despertarte con un desaparecido, un tigre y un bebé. Por cierto, el bebé es una ricura.

En la parte positiva diré que es una película divertida y que te deja con ganas de descubrir qué demonios pasó realmente, además de descubrir el paradero del novio desaparecido y que está a punto de no llegar a tiempo a su propia boda. Los personajes están bien delimitados y cada uno cumple su función, aunque sea la de hacer reír con sus tonterías y sus quebraderos de cabeza, así como cierto grado de evolución en los personajes al final.

En la parte negativa diré que algunas de las situaciones no son novedad, que un resacón en las vegas ya pasó antes en los simpson. No es muy diferente de otras películas dirigidas a un público adolescente sobre jóvenes que se emborrachan y se meten en todos los líos posibles. La diferencia, esta vez sí, es que en esto caso no se trata de adolescentes, sino de gente adulta a la que se le presupone cierto grado de madurez, recordándonos que las locuras pueden ocurrir a cualquier edad. Por otra parte muchas de las situaciones en las que se ven envueltos pecan de irreales, por no decir estúpidas e inverosímiles. Aunque es algo habitual en casi todas las películas de comedia de este tipo y tampoco voy a criticarlo demasiado, ya que consiguen cerrar todas las tramas y explicar cada una de las lagunas con las que se despiertan con bastante acierto y dignidad.

Las buenas críticas y recepción de la película han dado lugar a otras dos secuelas, lo que da a entender que, quitando lo buena o mala que haya sido la película, al público le ha gustado. Tal vez no sea mi primera opción si alguien me pide que le recomiende una película, pero creo que sí que la tendría en cuenta en una situación para verla con más amigos y ganas de reírse, como precuela de una noche de fiesta, porque para verla uno solo se puede perder el espíritu de la película.
De puntuación le doy un 3.5 sobre 5


miércoles, 17 de julio de 2013

The first time





Antes de que nadie pueda pensarlo, aclararé que no voy a hablar de mi primera vez, sino de la película estadounidense The First Time. Y esta sí que habla del primer contacto con el sexo de una pareja de estudiantes de instituto.
No suelo ver películas románticas, pero todo se reduce al actor protagonista de esta película, Dylan O'Brien, y que se trata del mismo que interpreta al personaje de Stiles en Teen Wolf. Hacía tiempo que tenía ganas de ver en dicha serie una escena algo más íntima por parte de Stiles, algo que al pobrecillo no le termina de ocurrir, así que la película era un sustituto perfecto.
Tengo que avisar, eso sí, que la película no está doblada al castellano, pero es fácil encontrar versiones con subtítulos si tienes ganas de verla y no te animas directamente con el inglés.

Primer el argumento de la película, aunque con el título lo dice casi todo, además del trailer. Una pequeña e improvisada traducción de lo que podemos encontrar aquí:


Comedia romántica entre dos estudiantes de instituto: Dave, que hasta ahora ha suspirado por una chica que no puede tener, y Aubrey, una chica creativa que está saliendo con un tipo que no termina de entenderla. 



Como ya he dicho el único motivo por el que la película me llamó la atención fue el actor principal, así que si me dicen que no hay argumento y que sólo va a haber una escena medio subidita en la que aparece el protagonista también me habría valido.

La película sigue la misma pauta que mucha de las películas románticas que hayamos podido ver: chico conoce a chica casi de casualidad, tienen química entre ellos, y después de algún que otro malentendido deciden darse una oportunidad. Es aquí cuando llegamos a la pregunta central de la película ¿y el sexo? tenemos a dos adolescentes vírgenes y que quieren dejar de serlo. Nada que no hayamos visto ya en otras películas, pero en la primera vez siempre están todas esas preguntas de ¿estoy ya preparado? ¿la otra persona estará preparada o me estoy precipitando? ¿lo haré bien? ¿dolerá? ¿es la persona adecuada? ¡¿qué hago!? Y esa es la diferencia principal de esta película con el resto de películas románticas.
En lugar de centrarse en el sexo se enfoca más desde una perspectiva de las inseguridades y los miedos asociados a él. Tras las dudas de si es el momento o no por fin llega el día, y es entonces cuando descubres el gran secreto de la película que la hace más real que cualquier otra: la primera vez entre dos personas vírgenes y sin ningún tipo de experiencia suele ser un desastre, o por lo menos quedar muy alejado de todas las maravillas que nos cuentan en otras películas. Ese detalle ha sido lo que más me ha gustado de la película.

Por lo demás, y ahora centrándome más en la propia película que en el aspecto emocional con respecto al sexo tengo que insistir en que no hay nada fuera de lo común. Dave siempre ha estado coladito por una chica que lo usa como paño de lágrimas al escoger siempre a los chicos malos, hasta que conoce a Aubrey, que es rara como ella sola, y aun está intentando descubrir quién es realmente y lo que busca en su futuro, y que está saliendo con un idiota mayor que ella.

No hay mucho más que decir. La película se deja ver, especialmente si te gustan las películas románticas, y seguramente también pueda ser interesante para un público joven o adolescente que está pensando en iniciar una vida sexual activa. Pero para otro tipo de público es posible que la película se quede un poco simplona.

De puntuación le doy un tres sobre cinco.





domingo, 7 de julio de 2013

The IT Crowd, Temporada 1



Tenía pensado haber escrito esta entrada sobre la serie antes de empezar los exámenes, pero como al final se me echó el tiempo encima, ya se sabe, por eso de no perder las buenas costumbres, al final ha tenido que retrasarse un montón. Aunque ahora que ya no estoy de exámenes y que he tenido una semana de relajación poco relajada -que no he parado- con fiesta sorpresa incluida ya no tengo más excusas.

La serie en cuestión es The IT Crowd, una serie británica que empezó a emitirse en 2006 y que cuenta con cuatro temporadas y se habla de un futuro capítulo final que sería el broche final, aunque creo que todavía no se ha emitido. En concreto voy a centrarme en la primera temporada, que he terminado de ver hace unas semanas, aunque ya había visto la serie entera hace unos años. Espero tener tiempo pronto para ponerme con la segunda temporada. 

Antes de entrar de lleno en la primera temporada creo que será conveniente hacer un pequeño resumen del argumento. La serie se centra en los tres miembros del departamento de informática de una gran compañía, Industrias Reynholm, y de los líos en que no paran de meterse a pesar de ser los abandonados de la empresa y estar relegados al sótano. 

Por un lado tenemos a Roy y Moss, que son los dos informáticos y unos inadaptados sociales dentro de la compañía. Suelen despreciar a sus compañeros por sus nulos conocimientos en informática. 
En particular, para Roy, la mayoría de los problemas pueden solucionarse con dos simples frases: '¿Ha probado a reiniciar?' y '¿Está seguro de que está enchufado?' Defraudado por su trabajo ha adoptado una actitud de vagancia extrema, por lo que suele escaquearse siempre que puede, incluso para las tareas más simples. Aunque pone todo su empeño por relacionarse con las mujeres no tiene suerte; y cuando lo consigue suele meter la pata. 
Por su parte Moss muestra avanzados conocimientos sobre la informática, pero es incapaz de enfrentarse a cualquier situación cotidiana, lo que da lugar a numerosos problemas que afectan a todo el equipo. Al igual que a Roy también le gustaría mejorar su relación con el género opuesto, pero su tendencia a no saber cuándo callar hará que cualquier esfuerzo suela terminar de forma embarazosa y desternillante. 
Su contacto con la vida social de le empresa viene por parte de la tercera protagonista, Jen, que es la 'jefa' del grupo. Su particularidad viene de que, a pesar de ser la responsable del departamento de informática, no tiene ni idea de informática. Suele decir muchas mentiras y ese es el motivo de que termine en ese trabajo, tras asegurar en su curriculum que tiene una amplia experiencia en ese campo. Por suerte para ella la falta de conocimientos informáticos del jefe de la compañía y el resto de trabajadores hace que nadie, salvo sus compañeros informáticos, se den cuenta de que en realidad no tiene ni idea. Para ella su misión es mejorar las relaciones sociales del departamento de informática con el resto de la empresa, aunque Roy y Moss no se lo ponen fácil. Y tampoco ayuda que el jefe y el resto de trabajadores parezcan sacados de una jaula de grillos.


Aquí tenemos a Moss, Jen y Roy


La primera temporada cuenta con tan solo 6 capítulos de unos 20 minutos, así que se puede completa en un par de tardes libres en las que te aburras.
Primero voy a hacer una pequeña lista con los que, para mí, han sido los aspectos más positivos y lo que menos me ha gustado de la serie.


  • Lo mejor: Es una serie original y muy divertida, con un argumento y personajes diferentes a los que se suelen ver (por aquel entonces todavía no había ni empezado a emitirse The Big Bang Theory). Todos  los personajes tienen sus puntos fuertes, locuras y rarezas que harán que te rías con ellos y de ellos. Además, me encanta Jen y lo expresivo que es su personaje, tanto en gestos como a la hora de hablar. También, y esto para  los más geeks, hacen muchos guiños a la informática y el mundo de internet en todos los póster y juguetitos repartidos por el sótano.
  • Lo peor: Odio las risas enlatadas que se empeñan en usar en todo programa de humor. Sé cuándo reírme, no necesito ayuda para eso, gracias. Tampoco me gusta que, a pesar de que es lo que se espera en la serie, algunas escenas son demasiado irreales y ensombrecen el resto del capítulo. 

Ahora voy a centrarme en cada capítulo por separado, sin alargarme demasiado. Procuraré no decir demasiado del argumento, pero si eres muy enemigo de los spoilers será mejor que des la entrada por finalizada porque seguramente habrá más de una cosa que no querrás leer. Y lo mismo si no te gusta que te destripen nada de una serie. En ese caso aconsejaría ver primero la serie y después terminar de leer la entrada, a ver si coincidimos en opiniones o todo lo contrario.

S01E01. Yesterday's Jam.

En este primer capítulo tomamos contacto con los personajes principales... y conocemos de primera mano todos sus defectos. Jen, que es la primera que conocemos, es una mentirosa compulsiva que consigue su trabajo tras superar una entrevista con el jefe más 'indescriptible' que haya dado una serie de televisión. Ella se siente en la cima del mundo, hasta que descubre que su nuevo lugar es justo el sótano. Cuando Moss y Roy conocen a su nueva jefa intentan impresionarla, y todo va bien -dentro de lo que puede ser bien con esos dos- hasta que descubren que es una figura de autoridad que ni quieren ni están dispuestos a aceptar, y van a hacer todo lo posible para librarse de ella... hasta que poco a poco se dan cuenta de que se necesitan mutuamente.
Este es uno de los capítulos que más me ha gustado. Es imposible no reírte cada vez que sale el jefe, con Jen intentando aparentar que controla la informática, la especial dedicación de Roy al trabajo o de Moss y su capacidad para hablar de más. La escena de la entrevista de trabajo es de lo mejorcito, y la fiesta final te deja sin palabras.

S01E02-Calamity Jen

Este capítulo se resume en una palabra: zapatos. Todo gira en los nuevos zapatos por los que Jen ha tenido un flechazo a primera vista nada más verlos en la tienda, aunque le quedan pequeños, como bien puede comprobar. Por otro lado tenemos al jefe, que ha declarado la guerra al estrés de una forma que cualquiera podría considerar como poco relajada. La escena en que Roy y Moss tienen que hacerse hueco para llegar a los asientos libres de su reunión contra el estrés hace que no pare de reírme, al igual que con Jen y su amor verdadero por esos zapatos rojos de putilla (que, como cualquier amor que se precie, acaba doliendo). Por el contrario, la parte del nuevo número de emergencias y Moss y el incendio me han resultado más aburridas y por debajo del nivel general del capítulo, que es bastante bueno.

S01E03-Fifty-Fifty

Descubrimos las asombrosas capacidades de Roy y de Jen para lidiar con el género opuesto, y la mala
suerte que tienen para ese tema. Jen aprende que ser una mentirosa compulsiva puede dar lugar a problemas, y Roy que eso de contentar a las mujeres, incluso cuando has creado un personaje a medida para ello, es mucho más complicado de lo que pueda parecer. Moss, como de costumbre, se erige salvador de cualquier situación... enredándolo todavía más.
Este capítulo me ha gustado bastante. No tiene grandes puntazos, pero mantiene un nivel relativamente alto sin que haya nada que me haya resultado más aburrido que el resto. Destaco las escenas de Roy siendo un duro solitario por la vida.

S01E04-The Red door

¿Qué se oculta tras la misteriosa puerta roja del sótano? Roy y Moss no quieren que Jen lo averigüe, pero
pronto descubrimos la respuesta: se trata de Richmond, un antiguo alto ejecutivo de la compañía que se volvió gótico por escuchar la música de 'Cradle of Filth'. También descubrimos que Richmond tiene la cualidad de trasladar su visión tétrica de la vida y deprimir a todo el mundo.
Tengo que confesar que este es uno de los capítulos que menos me gusta. No es que me caiga mal Richmond, que también tiene sus puntos divertidos, pero se aleja bastante de la temática de la serie. Y aunque es una serie de humor y surrealista, para mí Richmond y su gótica vida están demasiado estereotipados. Destaco, eso sí, los particulares flashback en los que Richmond nos cuenta cómo la música le abrió paso a su nuevo oscuro mundo que lo llevó a su castigo en el sótano; y a Moss y su taza nueva.

S01E05-The Haunting of Bill Crouse

Para escapar de Bill, una mala cita organizada por las compañeras de trabajo de Jen, ésta le pide a Moss que se invente cualquier excusa para que Bill no vaya a verla a su despacho. El problema es que Moss se lía y acaba contando a Bill una historia poco convencional, 'Jen ha muerto'. Una noticia que corre como la pólvora por todo el edificio, al igual del rumor que Bill ha empezado a propagar de que él fue la última persona que se acostó con Jen.
Así tenemos una extasiada Jen que acude a su propio funeral mientras piensa que todos sus compañeros de trabajo la aprecian tanto que le han hecho un homenaje, y a Moss, que sabe que ha metido la pata hasta el fondo, aunque ni por esas aprende. También tenemos a Bill, que se verá acosado por una 'fantasmal' Jen que exige que deje de mentir con lo de que se acostaron juntos y a Roy, que conoce a Judy, una mujer 'con pelos hasta en los ojos' (siempre me río con la escena del ordenador roto de estos dos).
Sin duda es mi capítulo favorito de la temporada.

S01E06-Aunt Irma Visits

Un broche final muy digno como final de temporada. En este capítulo tenemos una hormonada Jen, que está 'en esos días del mes', y con un humor propio de un ogro (aunque confunden un poco la menstruación con el síndrome premenstrual, que como la palabra indica, ocurre los días antes de la menstruación y es la que trae las exageradas molestias de la serie), y a Roy y Moss, que sienten que no reciben el reconocimiento que merecen por su trabajo. Pronto descubrimos eso de que las mujeres que pasan mucho tiempo juntas coordinan sus ciclos, pero ¿quién ha dicho que sea obligatorio ser una mujer para tener síndrome premenstrual? , así que Ross y Moy pronto entran en sus particulares días del mes y acaban por convertirse en una broma masiva en internet. Como punto final tenemos una fiesta apoteósica, de esas con resaca monumental incluida y sorpresa al despertar.



martes, 18 de junio de 2013

Citas para el desastre


'No te imaginas la mitad de lo que está pasando en España, cariño. El gobierno va de estupidez en estupidez, ayudada por su consejo de ciegos, sordos e imbéciles. Siempre supe que llevaría el reino a la ruina y se autodestruiría, pero no imaginaba que fuera a darse tanta prisa. Es un desastre.'
Festín de Cuervos 'versión española'


martes, 11 de junio de 2013

There's a bad moon on the rise




No me he muerto, ni he desaparecido ni tengo intención de abandonar el blog... pero estoy de exámenes, así que el poco tiempo que tengo para perder lo aprovecho para mirar el techo, filosofar sobre asuntos tan importantes como qué voy a comer al día siguiente y recordar en qué día de la semana vivo.

Con esto vengo a decir que hasta que no termine estas semanas no tendré tiempo para terminar con cierta decencia todas las entradas que tengo empezadas, que son unas cuantas. A saber: primera temporada de The IT Crowd, primera temporada de Supernatural ¡estamos que lo tiramos con primeras temporadas!. película Resacón en las Vegas, película The First Time.

Se ve que la lectura está aparcada hasta nuevo aviso, al menos hasta que a mí se me pase la racha de insomnio (y termine los exámenes). Que tengo tres libros empezados, todos lejos de terminar, y al final el ratillo que tengo libre lo acabo empleando para leer un fanfic. Lo que me recuerda que algún día tengo que hacer una entrada sobre fanfics, así en plan cutre, que todos tenemos nuestros vicios inconfesables.
En la recámara están también la primera temporada de Dexter, que me ha dado por volver a verla, y la primer temporada de Hannibal, que si no la estás viendo deberías ir corriendo a hacerlo.

Dejo esta canción apocalíptica apropiada para mi periodo de exámenes, para que la entrada no quede tan vacía:


viernes, 17 de mayo de 2013

I will battle for the sun (Dream brother...)




No es una entrada porque sigo bastante liada y con pocas ganas de escribir, pero quería dejar una canción. Se trata de Battle for the sun de Placebo, que es uno de mis 'más mejores' grupos y que se merecería una entrada mucho mejor, pero se tendrá que esperar a que esté un poco más inspirada  Y la canción... está la primera de la lista de mis 25 más escuchadas desde hace meses, así que eso da una muestra de lo mucho que me gusta. Que si un día me regalan una entrada para verlos yo me moría de amor y, citando a una que yo me conozco, perdía las bragas por el camino -dicho así, con finura y delicadeza-.

Sin más dilaciones, que no hay que alargar lo inevitable, pasemos a la música:



I, I, I will battle for the sun, sun, sun
And I, I, I won't stop until I'm done, done, done
You, you, you are getting in the way, way, way
And I, I, I have nothing left to say, say, say

I, I, I, I, I will brush off all the dirt
Dirt, dirt, dirt, dirt, dirt, dirt
And I, I, I, I, I will pretend it didn't hurt
Hurt, hurt, hurt, hurt, hurt, hurt, hurt

You, you, you, you, you are a black and heavy weight
Weight, weight, weight, weight, weight, weight
And I, I, I, I, I will not participate pate
Pate, pate, pate, pate, pate, pate

Dream brother, my killer, my lover
Dream brother, my killer, my lover

I, I, I will battle for the sun, sun, sun, sun
'Cause I, I, I have stared down the barrel of a gun
Gun, gun, gun, gun, gun, gun

No fun if you, you, you, you, you, you are a cheap and nasty fake
Fake, fake, fake, fake, fake, fake
And I, I, I am the bones you couldn't break
Break, break, break, break, break, break, break

Dream brother, my killer, my lover
Dream brother, my killer, my lover

Dream brother, my killer, my lover
Dream brother, my killer, my lover
Dream brother, my killer, my lover
Dream brother, my killer, my lover

Y este vídeo de bonus porque a mí me encanta a pesar de que no soy yo la mayor fan de Thorki (buscar bajo responsabilidad propia). Que esta canción siempre me recuerda a ellos de una tortuosa e incestuosa forma.


domingo, 12 de mayo de 2013

Una vela más





Sé que he sido una persona muy vaga por no haber terminado la entrada sobre la serie The IT Crowd, pero es que estas últimas semanas han sido más atareadas de lo que me esperaba. Por lo menos ya la he empezado, lo que es un gran avance para mí, que suelo dejar todo para el último momento. También es cierto que quitando mi poco tiempo tampoco es que haya tenido demasiadas ganas de escribir.
Diría que he estado un par de semanas con algo de bajón, pero más que esa expresión diría que lo que han sido es de preocupación  ¿Motivos? Exámenes que se acercan, unos cuantos trabajos que no sé muy bien cómo abordar, la economía que no solo no remonta sino que le ha cogido el gusto a eso de hundirse (y hundirme a mí, ya de paso), la sociedad que no sabe darme más que disgustos... vamos, que tengo unos cuantos motivos para escoger.

Ahora si hay alguien leyendo esto pensará ¿pero de qué demonios está divagando? La respuesta es simple. Mi cumpleaños, para quien no me conozca, es el 9 de Mayo, y el año pasado unos días después de esa fecha me hice el regalo de escribir una entrada personal en el blog. Siguiendo la tradición este año haré lo mismo. Así que espera una entrada que no lleva ningún propósito concreto y que sólo servirá para que me desahogue un poco.

Un año más con una vela más y otra cifra en la casilla de edad. Y puedo decir que con un año más no es que me sienta muy diferente de la persona que hace un año estaba escribiendo una entrada similar a esta. Es cierto que muchas de mis preocupaciones han cambiado radicalmente, pero creo que por las que han decidido abandonarme hay unas cuantas nuevas que han decidido venir a quedarse. No puedo decir que eche de menos a mis antiguos demonios, pero preferiría estar contando que ya no tengo ninguno con el que pelearme.
Al menos puedo decir con toda seguridad que el pasado está bien donde está y que ni lo necesito ni mucho menos lo quiero de vuelta. En cierta forma me gusta mi vida tal y como está, aunque es cierto que cambiaría muchas cosas. Lo bueno con respecto al año pasado es que me veo una persona más segura. Si hay algo que pueda criticar a mi yo del año pasado es lo dependiente que era de todo y de todos: lo que pensaran los demás, lo que hicieran los demás y lo que los demás me hacían sentir.
Ahora mismo tal vez sea una persona más indiferente. Sé qué aspectos me gustaría que cambiasen y en cuáles yo puedo contribuir a ese cambio y en cuáles mi esfuerzo no sirve de nada. Sé que puedo poner de mi parte para llevar el estudio al día (como me digo todos los años) o en intentar mejorar y ampliar mis relaciones sociales; pero no puedo hacer nada por arreglar la economía -aunque no descarto que un día me dé una enajenación transitoria- ni por que mis sentimientos románticos, si es que puedo llamarlos así, hayan decidido que quieren tomarse un descanso indefinido.
El problema es que estos dos últimos temas me siguen resultando muy importantes, especialmente el económico, porque el otro me da bastante más igual.

Puedo vivir perfectamente sin sentir atracción romántica (que no física) hacia otra persona y sin dar importancia al tema la mayoría de los días. Es cierto que tendré mis momentos de queja de '¿dónde están mis mariposas?' y 'hay algo raro en mi cerebro', sin embargo, aunque pueda tener cierta sensación de vacío y de falta algunas veces, la mayoría será la última de mis preocupaciones. Pero el saber que hay gente que lo está pasando tan mal por temas económicos es diferente. Duele porque a nadie -a nadie normal- le gusta ver el sufrimiento de otros y porque hemos entrado una época en que no sabes cuándo serás tú el siguiente. Me siento mal al pensar en la gente que está sufriendo actualmente, pero también por la gente que se verá en esa situación por las medidas que se están tomando. Y cuando algo te molesta siempre quieres buscar la causa y eliminarla. Y para mí la causa de todos estos problemas están en los estómagos agradecidos de políticos, banca y grandes empresas: en esos que sólo piensan en sí mismos aunque tengan que atropellar a toda la sociedad por mantener sus privilegios. Y he utilizado conscientemente la palabra eliminar porque eso es lo que me gustaría con ellos. No puedo negar que alguna vez me he encontrado pensando escenas que parecen sacadas de V de Vendetta en el congreso. Ha llegado a un punto en que no puedo considerarlos como seres humanos, así que tampoco me importa realmente lo que pase con ellos.

Si hay algo que me extraña es que no haya nadie todavía (quitando al de Italia) que después de perder hasta la dignidad no haya perdido la razón y los escrúpulos y haya hecho una locura. No estoy hablando de promover la violencia, pero está claro que los gobiernos necesitan recordar eso de que el poder reside en el pueblo con urgencia. Y si no es por las buenas tendrá que ser por las malas, y me temo que no sólo en España.

Pero quitando ese tema en el que no tengo un verdadero control el resto de mi año no me parece que haya sido malo. He tenido momentos fráncamente divertidos que me encantaría volver a vivir, locuras que no debería haber comentido y días que sólo quería que terminasen. Como siempre ha habido sus cosas buenas y sus cosas malas, pero al menos mi cabeza ya no parece que se esté armando para una guerra contra cualquiera que se quisiera acercar.

Ahora que ya me he quejado suficiente resumiré diciendo que me siento más feliz que hace un año, pero que el mundo sigue siendo una mierda. Aunque citando a una película ya debería haberlo previsto: Life is pain, Highness! Anyone who says differently is selling something

Espero que el año que viene pueda volver a escribir una entrada regalo de cumpleaños como esta con mejores noticias.
¡Ah! Y este año este no ha sido mi único autorregalo. He aprovechado la feria del libro para hacerme con un par de cositas:

¿Buena elección? 


domingo, 28 de abril de 2013

The spirit carries on




Tenía pensado haber escrito este fin de semana una entrada sobre la primera temporada de la serie The IT Crowd, una serie británica de humor. Sin embargo una llamada el viernes de esas que nadie quiere recibir ha complicado las cosas y ha hecho que considere apropiado retrasar la entrada unos días.

Por motivos de estudios también tardaré más tiempo de lo que pensaba en continuar con las series que suelo ver o terminar los libros que estoy leyendo, sobre todo porque son muy largos y están recién empezados. Antes o después habrá más entradas, pero no creo que pueda ser con tanta frecuencia como me gustaría. Así que nada de pensar que he vuelto a dejar el blog abandonado. Como dirían los políticos: sólo es una desaceleración entradil transitoria.

Para terminar la entrada quería dejar una canción que a mí, que soy más fan de la reencarnación que de eso de ir al infierno, ahora mismo me relaja bastante. Se trata de de The Spirit Carries On del grupo Dream Theater. Esta canción está incluida en el disco Metropolis Pt. 2: Scenes from a Memory, que tiene la curiosidad de narrar la historia de un joven que se somete a una sesión de hipnosis y que lo lleva a una vida pasada con trágico final.





martes, 23 de abril de 2013

Los Caminantes, Carlos Sisí




Toca una nueva entrada con una reseña literaria, en concreto la del libro que terminé la semana pasada. Se trata de Los Caminantes, la primera novela del escritor Carlos Sisí y cuyos primeros capítulos fueron publicados por internet.

Supongo que con el nombre de la novela y con la portada uno se puede hacer una idea bastante acertada de cuál va a ser el argumento: zombies. El tema estrella del momento con serie de televisión basada en cómics (The Walking Dead), varias películas como 'Memorias de un zombie adolescente' y unos cuantos libros para escoger.  Y a parte de ser un tema de moda también es un tema que yo suelo evitar no porque su lectura me de miedo, sino porque consigue que tenga pesadillas con zombies con una frecuencia excesiva.
Porque una pesadilla con muertos vivientes pase, pero soñar lo mismo todos los días de la semana, especialmente cuando son sueños desagradables, es horroroso. El miedo que no conseguían darme ni películas ni series me lo daban mis pesadillas a la vez que sumaba lo de olvidarme de un sueño reparador. Así que la única solución para evitarlas fue cortar de raíz con ese género, y no sé muy bien por qué me dio entonces por escoger este libro como mi siguiente lectura.
Pasemos al argumento y advertiré que se trata del primer libro de una trilogía.


Nadie sabía cómo había empezado todo, exactamente. El mundo se había desestabilizado mucho antes de que ningún científico hubiese podido dar alguna explicación. Ningún programa de televisión aguantó el tiempo suficiente como para teorizar sobre el problema. Al principio podías verlo en la televisión. Hablaban sobre ello - muy poco al principio, pero luego cada vez más; en la televisión basura de la noche, en los programas nocturnos líderes de audiencia, hasta que ya no se hablaba de otra cosa y la noticia del año lo inundaba todo. 

Lo primero que me llamó la atención de este libro fue la portada: ese ejecutivo con cara de pocos amigos, traje que ha conocido tiempos mejores y demandando sangre y nuevas víctimas. Lo que viene siendo un buen zombie que se precie y al que sólo le falta estar un poco más 'a cachos'.
No suelo escoger un libro por la portada, pero en este caso sí que fue un factor a tener en cuenta porque hizo que el libro destacase entre el resto el día que lo vi en la biblioteca.

El libro tiene algo menos de 300 páginas y se lee bastante bien y rápido si lo coges con ganas.
La historia no difiere mucho de cualquier otra que hayas podido ver si te has interesado un poco en el género de zombies: una epidemia que nadie sabe de dónde ha salido y que pronto se sale de cualquier control en forma de apocalipsis, junto con la historia de los pocos supervivientes que quedan luchando para vivir entre los muertos.

En general la historia me ha gustado. La acción se desarrolla en Málaga, lo que me ha sorprendido porque es el primer libro de zombies ambientado en España que leo, lo que lo hace 'más cercano'. Los personajes, en su mayoría, me han gustado; aunque algunos pecan de ser demasiado planos. Es cierto que tienen que evolucionar para enfrentarse a una situación así, pero creo que algunos tienen una transición demasiado brusca de no poder asimilar lo que está ocurriendo a convertirse en eficaces soldados mata-zombies. En ese sentido he echado de menos más 'derrumbes' emocionales de los personajes, como sería lógico en una situación así.
El mayor acierto ha sido uno de los personajes: el Padre Isidro. No quiero decir mucho sobre él porque no quiero quitar la sorpresa de los posibles futuros lectores, pero puedo decir que encarna el papel que te recuerda que a veces lo más peligroso no son los muertos, sino los vivos. Un diez para ese personaje, que me ha parecido lo más curioso de la novela.
También me han gustado las acciones de lucha contra los zombies y la forma de introducir los primeros síntomas de la epidemia, que me ha parecido bastante realista.

Atendiendo únicamente a la parte literaria no he tenido quejas reseñables. Tiene la dosis justa de diálogos, descripciones y acción para mantener el interés y que no resulte pesada. La lectura es rápida y afable, centrándose más en las situaciones que en los pensamientos de los personajes; y aunque no sobresalga por grandes frases o citas literarias consigue mantener con buen acierto la tensión, que viene a ser lo importante en este género.

En la parte que menos me ha gustado tengo que destacar lo que ya he dicho de la falta de crisis emocionales de los supervivientes, así como la gran distinción entre buenos y malos. Soy de la opinión que en los libros, y más en uno como este, no puede haber únicamente blanco o negro, sino que se necesita cierta dosis de ambigüedad. En este libro, por el contrario, los personajes son buenos o son malos sin que haya término medio. En ese sentido también he echado en falta que se produzcan enfrentamientos, aunque sean menores, entre los miembros de los pequeños campamentos de supervivientes. Por el contrario todos llevan una convivencia bastante pacífica, algo no muy lógico si están en medio de una catástrofe como esa y que es de esperar que todos estén al borde de una cierta dosis de locura asociada con el instinto de supervivencia.
Otro aspecto que me ha resultado un pequeño quebradero de cabeza es que muchas veces no sabía qué personaje era quién. La historia cuenta con muchos personajes que se van alternando rápidamente o del que no te han contado cuál ha sido su origen en la epidemia, lo que hacía que a veces me hiciese cierto lío con los nombres, especialmente de los personajes secundarios que aparecían de forma esporádica. Aunque esa dificultad es algo que me ocurre con casi todos los libros con un número considerable de personajes, así que no creo que se pueda tener mucho en cuenta ese detalle.

Como ya he indicado este libro forma parte de una trilogía, cuyas continuaciones son 'Los Caminantes: Necrópolis', y 'Los Caminantes: Hades Nebula'. No sé cuándo podré leer los siguientes tomos porque no quiero arriesgarme a que vuelvan las pesadillas de zombies y prefiero espaciar un poco este tipo de lecturas. Como sólo he tenido una única pesadilla con este libro es posible que no tarde demasiado en ponerme con ellos, aunque seguro que pasarán unos meses hasta que me lance a por el segundo.
Al ser parte de una trilogía es de esperar que no se resuelvan ninguna de las dudas de por qué se ha producido la epidemia. Es cierto que se dan pequeñas pistas que apuntan a que se trate de un virus que se encuentra en el aire (los muertos reviven aunque no sean mordidos) y que es posible que pueda conseguirse cierta inmunidad en determinados casos. Pero respuestas definitivas ninguna.

Me parece una historia recomendable para alguien que esté buscando adentrarse en el mundo de los zombies y quiere una historia típica del género. Si indagase un poco más en la profundidad de los personajes y en un comportamiento más emocional y menos calmado se llevaría más nota, pero con esos detalles creo que le daré un 3.75 sobre cinco.

   




sábado, 20 de abril de 2013

We can be like they are... Come on baby... Don't fear the reaper




Como ahora mismo no tengo demasiadas ganas de escribir la reseña de Los Caminantes y no creo que termine la primera temporada de Supernatural esta semana voy a ir a por una canción que escucho mucho últimamente.
Se trata de de 'Don't Fear the Reaper' del grupo Blue Öyster Cult, y que escuché por primera vez en un capítulo de Supernatural en el que una chica era perseguida por una parca.
Si pones un poco de atención puedes notar que hay un instrumento peculiar, un cencerro (cowbell, eso que llevan los animales) y que, al parecer, dio pie a unas cuantas bromas. 
Pasamos a la canción, para lo que he escogido un vídeo en que la letra ya estaba incorporada.



Hay numerosas versiones de esta canción para escoger, incluidas lo que parecen ser varias versiones del propio grupo. De los covers tal vez la más conocida de todas sea la de HIM, pero aquí dejo unas cuantas para que cada uno se quede con la que prefiera. 



No sé cómo demonios se hace para que me deje poner dos vídeos 'en la misma línea', así que se queda así, salga como salga.
También tengo que decir que he seguido corriendo ¡sorprendente conociéndome! y que las agujetas poco a poco han ido disminuyendo, al igual que las molestias de espalda que tenía ocasionalmente. Eso sí, el insomnio y el estrés siguen igual.

miércoles, 17 de abril de 2013

Los Vengadores




Ahora que he dado por iniciada la sección de cine y que ha sido la última película que he visto no voy a dejar pasar la oportunidad de hablar de una de mis películas favoritas: Los Vengadores.

Para los que no estéis al tanto esta película se enmarca dentro de la serie de películas basadas en el universo marvel y está dirigida por Joss Whedon (creador de Firefly o Bufffy Cazavampiros), y que nos reúne en una sola entrega a todos los superhéroes de los cómics que ya habíamos visto en entregas anteriores. 
El resumen de la película, para no alargarnos demasiado, es el siguiente:


Cuando un enemigo inesperado surge como una gran amenaza para la seguridad mundial, Nick Fury, director de la Agencia SHIELD, decide reclutar a un equipo para salvar al mundo de un desastre casi seguro. Adaptación del cómic de Marvel "Los Vengadores", el legendario grupo de superhéroes formado por, entre otros, Ironman, Hulk, Thor y Capitán América. (FILMAFFINITY)

Me temo que en esta película no puedo ser demasiado imparcial porque, como ya he dicho, es una de mis favoritas. Por no hablar que hay dos actores o personajes que... pues eso que se puede imaginar todo el mundo... cuando los veo salen los corazoncitos y las flechas disparadas en todas las direcciones.  En concreto se tratan de Iron Man: playboy, filántropo, billonario y sarcástico Tony Stark; y del malo, psicópata, potencial lider mundial con cierta locura mal encauzada ¡ah, y dios nórdico! ¡partidazo! de Loki. Ahora que lo pienso, viendo que mi atracción se centra en el playboy egocéntricos y en el psicópata en potencia creo que debería plantearme eso de encauzar mejor mi vida amorosa.

Vayamos mejor a la película. No puedo hablar mucho sobre si es o no una buena adaptación de los comics porque confieso que nunca he leído ninguno de Los Vengadores; y tampoco ninguno concreto de los superhéroes que participan. Yo he sido siempre más de manga que de Marvel o DC, aunque me estoy planteando seriamente la opción de darles una oportunidad. La película es entretenida, con grandes efectos visuales, por los que estuvieron nominados al óscar, y con un argumento bastante coherente para la coctelera que supone el mezclar a todos los superhéroes juntos en una misma misión. 

Todo se centra en evitar que Loki, dirigiendo a un ejército de alienígenas bastante feos, se alce como nuevo dictador mundial. Contra él se creará la iniciativa Los Vengadores, en la que al principio cada uno tira para su lado y que reúne a lo mejor que la tierra puede aspirar para defenderse.
El problema de esta película radica en que, si no has visto las anteriores -que si te pones a pensar son unas cuantas- o conoces algo de los cómics no te enteras ni de la mitad. No sabes qué es S.H.I.E.L.D, por qué Loki está tan resentido con todo y está obsesionado con ser el rey de algo (el pobre no se tomó muy bien la noticia de ser adoptado). No sabes por qué Steve Rogers, alias Capitán América, tiene tanta fuerza ni por qué ha pasado años congelado. Tampoco sabes lo que Tony Stark tiene en el pecho, ni qué función tiene... Un sin fin de pequeños detalles que hace que te pierdas entre nombres y referencias si no los conoces.
Si algo tengo para criticar a esa película es eso: no es una historia independiente, por mucho que puedan vendértela así. Necesitas haber visto las películas de Capitán América, Hulk, Iron Man, Thor... para poder disfrutarla en profundidad. 

En la parte buena podemos decir que los personajes son carismáticos, con personalidades muy marcadas y diferenciadas. Tiene momentos de humor y momentos de drama. No debemos olvidar que está distribuida por Disney, así que tampoco hay grandes dosis (visuales) de violencia ni un lenguaje especialmente vulgar, aunque algo cae. Estoy segura que en los cómics eso es algo que está mucho más potenciado y que de tratarse de otra productora tal vez habría habido mucho más. 
No puedo hablar por el público aficionado a los cómics, pero creo que al menos para los no iniciados puede ser una buena opción para una tarde entretenida. 

De puntuación la doy un cuatro de cinco.