lunes, 13 de agosto de 2012

Cambio de Look



No es que tenga demasiadas cosas interesantes que decir. Se ve que el calor me atonta y ralentiza mi metabolismo hasta llevarlo un estado de total hibernación inversa, ya que por mucho que Juego de Tronos diga que Winter is Coming aquí seguimos sin ver el frío.
Sólo quería decir que hay cabecera de blog nueva. El problema es que, para mi gusto, es demasiado grande, así que es posible que en los próximo días la reforme para que quede más pequeña aunque siga manteniendo los mismos elementos.
Como se ve está formada por diversas imágenes, que corresponden a todas esas cosas que me gustan actualmente o en el pasado me gustaron tanto que se formaron su huequito dentro de mi persona. Vamos a detallar cada imagen empezando desde arriba (izquierda)

- Dean Winchester: Dean siempre ha sido "Dean ¡Oh Dean!" Y es algo así como el personaje que más ha llegado a gustarme nunca. Me gustaba en mi época final del instituto con toda la tontería que sólo los adolescentes pueden tener. Y ahora, unos años después, sigo viéndolo en pantalla y tengo la misma sonrisa enamoradiza de siempre. Dean es mi chico inalcanzable, mi rebelde sin causa particular. Aunque claro, es Dean, y el siempre tiene una causa para hacer las cosas que hace. Porque si hay algo que aprendes de Dean Winchester es que la familia es lo primero.

- Mariposa Azul: Esta mariposa tiene menos misterio. Es de mi época en que la mitad de mi tiempo la pasaba en foros y participando en conversaciones que no perseguían ningún objetivo. En concreto esta mariposa viene de un post en que alguien debía pedir una imagen de una temática y otro responderla. Yo pedí una mariposa azul y esa fue la respuesta que obtuve. 

- Derek Hale: Una novedad de una serie por la que no daba un duro "Teen Wolf". Y aquí estoy, con all the feelings traicionándome porque ya no debería meterme en más ship que se hundirán frente a mis esperanzas de que lleguen a buen puerto... La cantidad de bobadas que puedo decir. A Derek Hale tengo que agradecerle que me abriese definitivamente las puertas de Tumblr

- A Dos Metros Bajor Tierra: ¡Es mi serie! Y tu serie es como tu camiseta favorita: Puedes tenerla guardada en el armario porque apenas te la pones ¡pero sabes que nunca la tirarás y que siempre será esa camiseta! Y A Dos Metros Bajo Tierra me hizo entrar en el mundo de las series de golpe y sin anestesia. Cambió mi forma de ver la muerte y de dejar de tenerla miedo en una edad que todavía no me correspondía ¿Cómo no iba a estar también incluida?

- Kingdom Hearts: Aun recuerdo el día en que ese videojuego, por la gracia de que fuese de Disney más que otra cosa, acabó en mi casa. El último reducto de mi época de videojuegos que poco a poco ha ido desapareciendo de mi vida. Amores que parecen destinados a ocurrir sólo en la ficción porque son demasiado preciosos como para que la realidad les respete, oscuridad, luz... abre la puerta del destino.

- Brújula: Todos sabemos para qué sirven las brújulas; señalar el camino. Tal vez yo debería dejar de buscar el norte y optar por el oeste en busca de la malvada bruja. O mejor el este y procramarme la malvada nueva bruja del este. Se dice por ahí que gracias a una casa y una niña con un perrito ha quedado un puesto bacante. Si no siempre me quedará el camino de baldosas amarillas y la ciudad esmeralda.

- Juego de Tronos: De todos los personajes he escogido a Danny porque es, junto con Arya y con Sansa, las que más han tenido que fortalecerse. No digo que los demás lo hayan tenido fácil, pero ellas estaban destinadas a ser reinas o señoras sin más misión que la de engendrar caballeros. Y ahora han visto como no les ha quedado más remedio que gobernar su propio destino para alcanzar sus metas: poder, sobrevivir o venganza. En pocos libros como en Juego de Tronos los personajes femeninos han desbancado a la gran mayoría de los masculinos.

- Harry Potter: ¿De verdad tengo que decir algo de Harry Potter que no se sepa ya? Puedo decir que tardé media tarde en leer el primero, siendo una cría, y saber que ya necesitaba conocer el final. He sufrido con los personajes, me he enfadado con las parejas, he querido conocer a Sirius Black y James Potter y jugar a ser un merodeador más. Me abrió las puertas al mundo de los fanfics y el slash y he esperado ansiosa la llegada de los nuevos libros y de las películas. El trío dorado y su magia necesitaba tener su sitio.

- Wicked:  Elphaba era la mala de la historia y aun así te cautivaba. Porque los malos a veces pueden no ser tan malos, y los buenos pueden llegar a ser más apariencia que verdad. El mal puede ser un conjunto de sueños truncados y el bien un juego de luces muy elaborados. Nada es blanco o negro, en este caso todo es verde esmeralda y eres tú el que siempre debe intentar hacer lo correcto, que no siempre tiene por qué ser lo que dicen las leyes.

- Alicia Liddell: La niña que nos regaló el país de las maravillas inspirando a Lewis Carroll. Uno de mis libros favoritos y el estandarte de tiempos pasados de mi vida que tal vez eran iguales que el país de las maravillas: más brillantes y menos reales.

- Naruto: Naruto y Sasuke... mi máxima adicción al mundo del manga. Cada semana esperaba el día en que se publicaría el nuevo capítulo y buscaba teorías de lo que podía pasar. Pero poco a poco perdí el hilo de la historia y siempre está en mi mente lo de empezarla de nuevo -pero nunca lo hago- está como el recuerdo de todas las cosas a las que debería volver a dar una oportunidad porque un día fueron importantes.

- Castiel: Mi queridísimo Castiel (Supernatural). El prototipo de personaje que no quieres a primera vista, pero que con el paso del tiempo sabes que ya no puedes vivir sin él. Uno de los principales culpables de que de vez en cuando sueñe con ángeles y al que he querido de bueno, de malo y de perdido. Porque el "no cambies nunca" nunca funciona, y hay que aceptar los cambios.








No hay comentarios:

Publicar un comentario