martes, 31 de julio de 2012

Cosas que pueden suceder de vacaciones





Por fin tengo una excusa válida con la que justificar mi semana de silencio ¡He estado de vacaciones y he vuelto a ver el mar! Y es algo que celebrar, porque el mar no lo veía desde hace unos cinco años más o menos. En principio tenía pensado contar un poco por encima todo lo que había hecho estas vacaciones con amigas, pero me ha parecido más interesante enumerar los hechos más reseñables de esta semana que se me ha hecho tan corta. Unas frases cortas para cada situación, que he echado bastante de menos el tener que estar desconectada de twitter (@Sara1_618)

- Siempre volverás más moreno de lo que te fuiste... pero puedes ser el que menos moreno venga y que todo el mundo siga pensando que no has ido a la playa.

- Los viajes en coche, por mucho que haya gente que le guste, son un incordio ineludible: te cansas de estar sentado, quien conduce de conducir tantas horas, del calor, del frío, de que ya no sabes dónde has dejado las cosas... todos los problemas aumentan en los espacios más pequeños.

- Si seguimos hablando del coche hay que dejar constancia de que es posible que el fondo norte esté asado de calor mientras que el fondo sur tiene que taparse con lo que encuentre porque pasa frío.

- El karma es una zorra allá donde vaya. Es una verdad universal.

- Las noches cuanto más surrealistas son más divertidas. Y si todo te sale al revés y aun así sabes verle la risa al asunto seguro que tendrás anécdotas para contar en cualquier momento.

- ¡Hazte amigo de los socorristas!

- Después de más de 7 años por fin he encontrado la utilidad que se supone que tenían las clases de voleibol que tan poco me gustaban y tan mal se me daban: no hacer el ridículo de tu vida delante de los mencionados socorristas/futuros amigos

- Siempre conocerás a la gente interesante el último día

- Lo que no haces por tus amigos no lo haces por nadies.

- Las costumbres locales de golpear al melón para ver si está maduro deja desconcertado a los turistas ¡y más si golpeas con ganas y te lanzas a coger el melón!

- Si ves un carrito de supermercado tienes que hacer el ridículo.

- La arena se te pega al cuerpo, la crema del sol en la cara acaba haciendo estragos y el tacto de mi pelo necesitará un par de semanas para volver a ser el que era. Me gusta el mar, pero tanta humedad...

- El sol quema. Y si no te echas crema quema mucho más. Y si te quemas duele. Sonará a repetitivo, pero siempre hay gente que lo olvida y se acuerda sólo cuando descubre la parte de que duele.

- Citando a Murphy: si algo puede salir mal saldrá mal

- Si nunca has probado el mojito deberías hacerlo.

- Leer en la playa es una experiencia que todo el mundo debería probar, pero prepárate para los contratiempos: el libro acabará con arena, salpicado y nunca encontrarás la postura óptima.

- Las cosas desaparecen por arte de magia.

- Quédate siempre con lo bueno y olvida lo que haya podido salir mal

¡Para los que se vayan de vacaciones que lo disfruten todo lo que puedan!


No hay comentarios:

Publicar un comentario