sábado, 7 de abril de 2012

Microrrelatos





Hace poco ha concluido el concurso de microrrelatos de la Universidad de Salamanca.  La verdad es que no tenía demasiada intención de participar, pero finalmente terminé por animarme. No esperaba mucho de mis microrrelatos, ni tenía especial ilusión por ganar porque para mí el premio fue el ser capaz de escribirlos, así que sólo puedo dar mi enhorabuena a los ganadores por su trabajo y animar a más gente a participar en próximos concursos.
Estos fueron los míos:

Deseos
Sonría y tenga la vida perfecta. Sueñe con lo que siempre quiso ser y diga todo lo que alguna vez pasó por su cabeza. Viva la felicidad más absoluta a la que alguien pueda aspirar.
Después despierte.

El cuento de la rutina
A través de la ventana veía como cada día cruzaba la calle con aspecto cabizbajo y las manos metidas en los bolsillos, mirando nervioso hacia todas las direcciones. Y cada día se imaginaba el motivo que lo llevaba por ese camino.
Nunca pensó que, mientras divagaba, una persona cruzaba la calle preguntándose cómo sería la vida del tipo que cada día lo veía pasar a través de una ventana.

Anhelo
Fue sólo un suspiro apenas contenido, pero si tuviese que definirlo diría que era el beso que nunca fui capaz de darle.


No hay comentarios:

Publicar un comentario