domingo, 29 de abril de 2012

Los Juegos del Hambre, Suzzane Collins




Con unos días de retraso aquí tenemos una nueva reseña de un libro, en concreto el nuevo fenómeno literario de Los Juegos del Hambre de Suzanne Collins y del que recientemente tenemos una película que yo tengo muchas ganas de ver. Y si soy sincera, hasta que no empecé a ver la publicidad de dicha adaptación ni sabía que existían los libros, lo cual es una lástima. Aunque tenía unos cuantos libros empezados me aventuré también con este porque quería tenerlo terminado antes de ir al cine y tener la mejor perspectiva posible, que siempre he tenido una extraña afición de criticar todos los cambios de las adaptaciones y no quería privarme también de esta. No me entretengo mucho más en esta particular introducción porque lo interesante de esta entrada es la  joyita literaria.


Empezamos, como siempre, con su sinopsis:
Es la hora. Ya no hay vuelta atrás. Los juegos van a comenzar. Los tributos deben salir a la Arena y luchar por sobrevivir. 
¡Que empiecen los Septuagésimo Cuartos Juegos del Hambre!
Un pasado de guerras ha dejado los 12 distritos que dividen Panem bajo el poder tiránico del “Capitolio”. Sin libertad y en la pobreza, nadie puede salir de los límites de su distrito. Sólo una chica de 16 años, Katniss Everdeen, osa desafiar las normas para conseguir comida. Sus prinicipios se pondrán a prueba con “Los juegos del hambre”, espectáculo televisado que el Capitolio organiza para humillar a la población. Cada año, 2 representantes de cada distrito serán obligados a subsistir en un medio hostil y luchar a muerte entre ellos hasta que quede un solo superviviente. Cuando su hermana pequeña es elegida para participar, Katniss no duda en ocupar su lugar, decidida a demostrar con su actitud firme y decidida, que aún en las situaciones más desesperadas hay lugar para el amor y el respeto.
La historia continuará... la segunda entrega de la trilogía
Ganar significa Fama y riqueza, perder significa la muerte segura... 

Un libro juvenil. El argumento de jóvenes luchando a muerte por órdenes del gobierno que ya hemos visto, por ejemplo, en Battle Royale o La larga marcha... Hasta aquí no hay nada que llame especialmente la atención. Pero luego están sus personajes, el hecho de que sea una novela distópica y que se hayan basado en el mito del minotauro. Y a mí, con esas tres cosas, ya me han ganado de sobra. Y si encima me dan después un libro de esos que te da pena terminar no puedo aspirar a pedir más.
Si hay algo por lo que destaca la historia es por su personaje protagonista, Katniss Everdeen, el tributo femenino del Distrito 12. Tenemos a una joven de 16 años luchadora, valiente, que le importa la familia y su amigo Gale, sabe sacar fuerza de donde parece imposible y toda una larga lista de buenas cualidades. Pero ante todas su cualidad es ser humana, no una heroína. Tiene una relación tensa con su madre, le cuesta confiar en la gente y su espíritu de lucha está ahí porque la vida no le ha dado otro remedio que encontrarlo o morir. No es perfecta y tiene claro que la muerte está esperando. Es un personaje perfectamente trazado, con sus cosas buenas y malas; sus inseguridades y sus aciertos.
Aunque sea una novela con pocos personajes todos ellos están muy bien trazados, lo que ya es algo de agradecer. También tengo que destacar el personaje de Peeta, el tributo masculino más conocido como "el chico que huele a pan". La perspectiva que tenemos sobre Peeta está siempre tamizada por la opinión de Katniss, lo que va descubriendo de él a lo largo de la historia y lo que siente por él, que son muchas cosas y no todas buenas. Como gran parte del misterio del libro se centra en la relación de los dos personajes no puedo revelar mucho más.
Aunque se trata de un libro juvenil la temática hace que tenga cierto tintes más propios de una novela para adultos. No dejan de ser un grupo de niños obligados a matarse entre sí para complacer al gobierno y entretener y someter al pueblo. No voy a decir que la novela sea especialmente violenta, y no se recrea en las partes más sangrientas, pero siempre hay alguna escena que te puede dejar alguna sensación desagradable. También relatan las duras condiciones de vida a la que tienen que enfrentarse también fuera de los juegos, donde el hambre reina a sus anchas. No es un libro tan cruel como otros que he leído, pero sí tiene partes duras y eso es algo a tener en cuenta si no te gusta ese tipo de literatura.
La lectura es amena y mantiene interés de principio a fin. El ritmo es rápido, tal vez en algunas ocasiones lo sea demasiado, y las descripciones que utiliza son precisas y eficaces, sin dar la sensación de que sobran unas cuantas. El libro sabe contar todo sin que tengas la sensación de que te falta algo o de que es una lectura tediosa y repetitiva. En ese aspecto la autora ha sabido manejar muy bien la estructura del libro; y la facilidad en la lectura es algo que siempre se agradece.
Por otra parte comentaré que aunque el libro forma parte de una triología (los dos libros restantes aun los tengo pendientes) el final de este primer libro podría considerarse como cerrado. Espero poder sacar pronto el tiempo necesario para seguir sorprendiéndome con los dos libros restantes y ver esa película que tengo pendiente.
Los Juegos del Hambre ha sido uno de los libros que más me ha gustado últimamente y que, evidentemente, recomendaría a cualquiera que me preguntase. Por eso en mi escala de valoración personal del 1 al 5 se va a llevar un 4,5... me temo que el 5 se lo llevará una obra maestra de la literatura =)




10 comentarios:

  1. Si, estoy bastante de acuerdo. Podría haber escrito lo mismo al respecto... Pero las críticas literarias nunca se me han dado bien, me dejo llevar demasiado por los personajes.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de coincidir contigo =)
    También me pasa eso de dejarme llevar por los personajes y si no me detengo al final me enrollo mucho y digo más de la cuenta. A veces creo que por ese afán de no extenderme demasiado a veces me quedo corta! Se ve que pocas veces estás a gusto con lo que escribes.
    Que ganas de empezar con los siguientes libros...

    ResponderEliminar
  3. con esta critica dan ganas casi de leerlo,
    ¿que extensión tiene en paginas?
    ¿que ambientación se da? osea, fantaioso? realista? futurista?

    ResponderEliminar
  4. Según la edición de Casa de Libro tiene 400 páginas (me temo que yo ahora no tengo el libro para poder comprobarlo en persona). A mí en ese sentido no se me hizo muy largo y no tardé muchos días en terminarlo.
    La ambientación es realista; tal vez haya algún toque "fantástico" con algunos animales, pero desde luego no hay magia y todos tienen su explicación. La historia está situada en algún hipotético futuro distópico, en el que se mezclan la pobreza, el atraso y los avances tecnológicos.
    Si tienes cualquier otra pregunta o cosa que quieras saber no dudes en decirlo ;)

    ResponderEliminar
  5. ... creo que lo has dicho mas... hipotético futuro distópico... no será
    presente proximo realista?
    por lo demás la unica pregunta adicional, es ver si se centra mas en unos dialogos algo mas que superficiales y como siempre digo yo para distinguir los libros de Los Libros,
    es como ver la tele pero leyendo o de verdad te hace pensar?

    ResponderEliminar
  6. Con esa descripción fácilmente podría ser un presente próximo realista, sí... Pero en el libro vamos a dejarlo como futuro porque se supone que han ocurrido varias guerras que han llevado a esa situación.
    Es un libro juvenil pensado para entretener, y en eso cumple su cometido. No te vas a encontrar un libro que te haga pensar en la misma medida que lo hace "El Señor de las Moscas" o "Rebelión en la Granja"; pero sí que, especialmente cuando se centra en la parte del gobierno y del sometimiento a la población, transmite unas ideas que sí que te hacen pensar.
    Como has visto yo tampoco le he dado la nota más alta. Es un buen libro, no lo voy a negar, y tiene aspectos muy buenos, pero tampoco es el mejor que he leído en mi vida.

    ResponderEliminar
  7. Es curioso, porque hoy cuando volvía en el bus a salamanca me senté al lado de un chica que iba leyendo un libro, tenia la letra grande por lo que era legible desde mi asiento, total que estuve leyendo al unísono algunas paginas y cuando acabo el capítulo la pregunté -¿perdona que libro es?- para mi sorpresa me enseño la tapa y era este (logicamente xk si no mi comentario aqui no tendría sentido XD)
    Ya te digo que me ha despetado la curiosidad, y tambien me asaltaba una duda ¿es un libro más fácil de leer para una chica que para un chico? ¿es mi anterior pregunta una tonteria?

    ResponderEliminar
  8. Yo también me voy fijando en lo que leen las personas que están cerca mío xD
    No es una mala pregunta, aunque confieso que me has dejado sin saber qué contestarte xD El libro está contando desde la perspectiva de una chica y tal vez, precisamente por eso, una chica pueda sentirse más identificada con lo que cuentan. De todas maneras no creo que suponga mucha diferencia ;)

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que tal vez un personaje fememino o masculino pueda ser imaginado mas facilmento por una persona de su mismo sexo, si esta narrado en primera persona sobre todo con un narrador no omnisciente... tal vez ciertos detalles en los que se pueda fijar, pasen inadvertidos por otras personas.
    Eso sería un gran filón para una aventura, tal vez de genero policiaco, narrado a la vez por 2 personas de distinto sexo... ahi hasta recomendaria doble autor o uno muy comprometido con no mantener la neutralidad de opinión o visión de los personajes.... podría ser incluso la misma historia resulta de maneras distintas..... pff se me encendió la bombillita!

    ResponderEliminar
  10. Supongo que sí que es más fácil ponerse en la piel de una persona de tu mismo género, especialmente para ciertos detalles. Pero un buen escritor debería poder ponerse en el lugar de cada uno de sus personajes, por muy difícil que esto sea ;)
    Ya te dije que no era mala idea la tuya! Así que si se te ha encendido la bombillita aprovéchalo, que eso a mí no me sucede con mucha frecuencia xD
    Creo que he leído muy pocas cosas (o casi ninguna) de género policiaco...

    ResponderEliminar