domingo, 25 de marzo de 2012

La mayor de las locuras





Creo que alguna vez he dicho que sólo escribo poesía cuando me siento hundida. Imagino que ese será el motivo por el que toda la que escribo sea triste... Y puedo asegurar que estos últimos días no han destacado por ser los más llevaderos de mi vida. Desde luego no pretendo hacer el soneto del que me sienta más orgullosa -no sé por qué siempre acabo con los sonetos-. pero este es el resultado y no hay más. Espero que le guste a cualquier persona que por casualidad lo lea.


Amor, te dibujaron a medida
con sus palabras y bellos colores,
ocultando el dolor y los temores;
por encima del bien y de la vida.

Serías como una vela encendida,
el más dulce de todos los licores,
las rosas embriagadas con olores,
sonidos de pasiones desmedida.

Amantes que se pierden en tu tacto
se olvidan de peligros y tristeza
y juegan a soñar con que es eterno.

Y llega el tiempo reclamando su acto
dejando el desamparo y la pobreza,
y del amor sólo queda el infierno.



4 comentarios:

  1. Parecía que estabas bien¿? cómo es que has acabado escribiendo esto¿?¿? es bonito, al menos a mi me gusta,me quedo con dos palabras: eterno infierno!

    ResponderEliminar
  2. Crisis, crisis everywhere...
    Vamos, que he tenido mis momentos de recaída y todo eso =(

    ResponderEliminar
  3. No sé si decirte "lo siento" porque hayas estado mal o "enhorabuena" por el soneto...
    De cualquier modo, ¡ánimo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias! =)
    Ya estoy más animada, así que me quedaré con el enohorabuena por el soneto y dejaremos el lo siento para el pasado =)

    ResponderEliminar