sábado, 20 de agosto de 2011

Amigos, amigos everywhere

Volvemos nuevamente con los dibujos ¿Qué tienen que ver entonces los amigos? No se trata de un dibujo dedicado a la mistad sino de esos amigos que cuando les dices que de vez en cuando dibujas te preguntan
¿Y uno para mí cuándo?
Confieso que no me gusta demasiado regalar mis dibujos. Sé que no son obras de arte, pero yo les tengo cariño, aunque sólo sea por las horas muertas que me puedo tirar con ellos. Pero casi siempre acabo cediendo y dedicándoles un dibujo si me lo piden... lo malo es que tienen que tener paciencia hasta que tienen su dibujo listo ¡si tengo que regalarles un dibujo al menos tiene que ser uno que signifique algo! o de un tema que pueda gustarles, y eso a mí, que sólo suelo dibujar cuando tengo muchas ganas, es algo que me lleva mucho tiempo.


Este fue el primer dibujo que regalé. No fue algo planeado, simplemente una de mis mejores amigas me pilló mientras estaba a punto de terminarlo y exigió que tenía que ser para ella. Aunque protesté lo único que pude pedir a cambio es que antes me dejase escanearlo (un escaneado rápido y cutre).
Es un dibujo de hace un par de años, de los primeros que coloreé con pinturas. Está basado en una escena que sale en uno de los primeros ending del anime Code Geass. Imagino que no será muy difícil dar con la escena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario